Caso

La mejora de las bombas en una ciudad en crecimiento aporta eficiencia, además de beneficios sorprendentes

Bombas eficientes y silenciosas son buenas para nuestro entorno de trabajo.

Liu Zhiwei, Jefe de Tecnologías y Equipos, Gestión del Suministro de Agua de Qujiang

En una región montañosa de Qujiang, China, donde el suministro de agua ha sido ayudado tradicionalmente por el flujo de gravedad, la urbanización ofrecía un nuevo desafío.

“Cuando se construyó esta planta de suministro de agua en 1990, nos centramos en la conservación de la energía y la alta eficiencia”, afirma Liu Zhiwei, Jefe de Tecnología y Equipamiento de la Gestión del Suministro de Agua de Qujiang, Shaoguan, en la provincia de Cantón. “Pero China ha tenido mucho desarrollo urbano en los últimos años. Constantemente se construyen nuevos edificios aquí. Y con la mejora de los niveles de vida, el consumo doméstico de agua también ha aumentado".

La planta está situada en una ladera, a 60 metros sobre la ciudad, por lo que el agua tratada puede fluir hacia el centro de la ciudad. “Nuestro antiguo modelo de utilización del flujo gravitacional ya no satisface las necesidades del desarrollo urbano”, afirma Liu Zhiwei. “No podemos satisfacer la demanda doméstica de agua”.

De este modo, la planta está construyendo una ampliación de 60,000 metros cuadrados de las instalaciones de suministro de agua que casi duplicará su capacidad. Además, señala, “con el fin de responder activamente a la llamada nacional de ahorro de energía y reducción de emisiones y eliminar gradualmente los equipos obsoletos y que consumen mucha energía”, la oficina de Gestión del Suministro de Agua de Qujiang invitó a los ingenieros y técnicos de Grundfos ( Shanghai), Pumps Company Ltd., para llevar a cabo una Auditoría de bombas” para sus estaciones de bombeo de aumento de presión.

La planta decidió renovar sus estaciones de bombeo en Shiliuye y Shaoye.

Liu Zhiwei afirma que la empresa se centró en la eficiencia. No fue hasta después de la renovación que su equipo se dio cuenta de que las bombas más nuevas aportarían otro beneficio: reducción de ruido.

Lo que comenzó como un proyecto para mejorar la eficiencia de las bombas trajo otros beneficios, como trabajadores más felices con bombas más silenciosas, así como ventajas para la comunidad que se encuentra alrededor, un suministro de agua estable y una vida de alta calidad, Liu Zhiwei, Jefe de Tecnología y Equipos en Qujiang water company, en Shaoye Booster Pump Station in Shaoguan, China.

La auditoría de bombas de Grundfos puso de manifiesto que, especialmente, la sala de bombas de Shiliuye presentaba un problema de diseño en el que la altura hidráulica era demasiado elevada. Los motores estaban en estado de sobrecarga la mayor parte del tiempo, desperdiciando energía y poniendo el funcionamiento del sistema en peligro de avería.

“Y las bombas de la estación de Shaoye han estado funcionando durante 20 años”, afirma. “Tenían problemas de seguridad y fiabilidad. Los cojinetes tenían que ser sustituidos regularmente. El cuadro de control utilizaba un antiguo transformador reductor para arrancar las bombas. Y hubo problemas de ruido en ambas estaciones”.

“A lo largo de este proyecto, he aprendido no solo a buscar beneficios económicos. También aprendí sobre las preocupaciones humanas y el entorno de trabajo" dice Zhiwei, Gerente de la planta de Qujiang water company.

De hecho, añade, el ruido en las salas de bombas se había medido a 97-112 decibelios (dB). Según la Organización Mundial de la Salud, el umbral medio de dolor humano para el ruido es de 100 dB, y ocho horas de exposición a tales niveles de ruido pueden causar daños graves. Parte del problema del ruido se atribuía a la instalación vertical de las bombas anteriores, lo que provocaba una elevada vibración.

“Queríamos mejorar el medio de trabajo de nuestro personal y ahorrar energía”, afirma Liu Zhiwei.

La oficina de Gestión del Suministro de Agua de Qujiang ya no podía satisfacer las necesidades del desarrollo urbano en Shaoguan. Ahora está duplicando su capacidad y ha renovado dos de sus estaciones de bombeo para hacer frente.

La solución y el resultado

La compañía de agua de Qujiang instaló dos bombas de cámara partida LS de 75 kW de Grundfos en cada estación de bombeo.

Después de un año en Shiliuye y Shaoye, la tasa de ahorro energético de las nuevas bombas se estimaba en un 33% y un 17%, respectivamente. “El ahorro de consumo de energía está cumpliendo con nuestras estimaciones en el esquema de ahorro de energía”, dice Liu Zhiwei, agregando que el ahorro se debe a la alta eficiencia de las bombas y a la demanda exacta de suministro de agua.

“Desde el principio del proceso de renovación, nos centramos en ser energéticamente eficientes”, afirma. “Pero cuando comenzamos a usar las bombas Grundfos, descubrimos que también eran silenciosas. Nuestros trabajadores estaban muy contentos con esto”.

Zhong Jinshou, Jefe de Departmento en Qujiang District Water Supply Management, dice que disfruta de la estabilidad y el funcionamiento más silencioso de las nuevas bombas Grundfos.

Hoy en día, cuando las bombas están funcionando, el nivel de ruido es de 85 dB, el nivel seguro para ruido prolongado.

“Las bombas eficientes y silenciosas son buenas para nuestro entorno de trabajo”, afirma. “Además, gracias a las nuevas bombas estables, hemos aumentado nuestra tasa de garantía de suministro de agua. Es una gran ayuda para nuestros ciudadanos".

Liu Zhiwei dice que la auditoría de bombas de Grundfos no sólo le ayudó a ampliar su horizonte en lo que respecta a la tecnología. “A lo largo de este proyecto, he aprendido a buscar no sólo beneficios económicos. También he aprendido acerca de las inquietudes humanísticas y el entorno de trabajo. En mi futuro trabajo de gestión, también tengo que tener en cuenta estos aspectos".

Otros casos relacionados

Lee historias relacionadas de clientes que también se han beneficiado de una solución Grundfos.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.