Introducción a las bombas sumergibles para aplicaciones domésticas

Introducción a las bombas sumergibles para aplicaciones domésticas

Conozca la gama de bombas sumergibles Grundfos de 3" y 4" para aplicaciones domésticas de extracción de aguas subterráneas y descubra las diferencias entre los diferentes modelos.  

Grundfos ofrece una completa gama de bombas sumergibles de 3" y 4" para aplicaciones domésticas de extracción de aguas subterráneas (desde la bomba básica SP hasta el avanzado modelo SQE). Este tutorial expone una comparativa que le facilitará la selección de la bomba adecuada.

La bomba sumergible SPA de 4" es ideal para aplicaciones básicas que requieren una bomba robusta con buen rendimiento.     

Las bombas se controlan mediante una sencilla función ON-OFF. Un presostato activa la bomba cuando la presión cae por debajo de, por ejemplo, 2,5 bar, y la desactiva cuando la presión supera los 4 bar.

Para desempeñar funciones de control de presión constante, la bomba SPA se puede equipar con un variador de frecuencia externo CUE de Grundfos. Todas las bombas SPA se fabrican íntegramente en acero inoxidable para proporcionar resistencia a la corrosión y prolongar su vida útil.

La bomba SQ de 3" se controla mediante la misma función ON-OFF que la bomba SP de 4", pero cuenta con un innovador motor equipado con numerosas funciones de protección (control de tensión, arranque suave, protección contra marcha en seco y protección contra sobrecarga). Todo ello la convierte en una sólida opción.   

Obviamente, la bomba SQ de 3" es idónea para pozos de tales dimensiones o mayores, pero también es perfecta como alternativa en antiguos pozos de 4" cuyo diámetro se ha visto afectado por la acumulación de sedimentos a lo largo de los años.

Echemos un vistazo ahora a la bomba sumergible más avanzada para aplicaciones domésticas: la SQE.

Además de contar con todas las ventajas de la bomba SQ, la SQE está equipada con un variador de velocidad que le permite ajustar su velocidad a la demanda. De este modo, es posible disfrutar de una presión siempre constante, sin importar el número de grifos abiertos en la red. 

La SQE es también una de las bombas más fáciles de instalar gracias a su kit de instalación de presión constante “todo en uno”, que la ha convertido en una de las opciones más populares entre instaladores. 

Ya esté buscando una bomba sumergible para una casa en el campo que sólo visita 4-5 veces al año o necesite cubrir los requisitos de una vivienda familiar siempre habitada, la gama de bombas Grundfos es la respuesta.