Auditorías de bombas y perfiles de carga

Auditorías de bombas y perfiles de carga

Descubra cómo una auditoría de bombas puede ayudarle a diseñar el sistema de control de temperatura óptimo

La mayoría de los procesos industriales depende directamente de sistemas de calefacción, enfriamiento o refrigeración. No obstante, muchos de estos sistemas están diseñados de forma poco eficiente, lo que da lugar a un costoso mantenimiento y abultadas facturas energéticas.

Una de las principales razones es el uso de bombas de velocidad constante y válvulas reguladoras, que no tienen en cuenta las variaciones de la carga. Como resultado, incluso cuando la demanda de refrigeración es baja, como puede suceder durante la noche, las bombas funcionan a la máxima velocidad.

Visto de otro modo, las posibilidades que brinda la identificación del perfil de carga y el diseño de un sistema de control de temperatura que se adapte a la demanda específica son enormes. Para ilustrar este punto, veamos unos cuantos ejemplos tomados de un sistema de enfriamiento:

Si el perfil de carga de un sistema de enfriamiento muestra un caudal elevado de manera relativamente constante, al pasar de una bomba no regulada a otra regulada por sensores de presión diferencial, el consumo energético se reducirá en casi un 12 %. En cambio, al pasar a un sistema de control de temperatura adaptado a la demanda, el ahorro puede alcanzar un 36 %.

Por otro lado, si el perfil de carga muestra una tasa de caudal bastante baja con unos cuantos períodos de máximo consumo a lo largo del día, un sistema regulado por presión diferencial reducirá el consumo energético en casi un 30 %. Sin embargo, en este caso, un sistema de control de temperatura adaptado a la demanda recortaría el consumo energético en un asombroso 72 %.

Tal ahorro supone un argumento convincente para la optimización del sistema, pero sólo unas pocas empresas conocen realmente el perfil de carga de sus bombas. En tal caso, una auditoría de bombas puede proporcionar información de gran importancia respecto al potencial de ahorro.

Básicamente, consiste en un mapa del rendimiento del sistema realizado de acuerdo con medidas in situ de las bombas existentes. Los auditores de bombas usan equipos avanzados para medir la presión diferencial y el consumo energético, así como la temperatura, la densidad y la viscosidad del líquido.

El resultado de una auditoría de bombas es un informe que compara el sistema de bombas existente con una alternativa recomendada, así como datos que detallan el coste de la inversión y gráficos que ilustran el punto de amortización de la nueva inversión.

Siguiendo las recomendaciones de una auditoría de bombas, se logran ventajas financieras, operativas y medioambientales.

En primer lugar, es posible mejorar el rendimiento empresarial al reducir los costes operativos. Con un potencial de ahorro superior al 70 %, el período de amortización de la optimización del sistema de bombas oscila entre tan sólo 1 y 5 años.

En segundo lugar, se obtiene una visión completa y detallada de todo el sistema de bombas. Ello permite mantener la producción en marcha sin contratiempos, evitar los períodos de inactividad y planificar con gran precisión las intervenciones de mantenimiento.

Finalmente, es posible reducir las emisiones de CO2 en una media de un 30 %. De este modo, la imagen ecológica de su empresa mejorará y podrá incluso cumplir los reglamentos más estrictos en materia de energía.

En resumen:

Los sistemas de control de temperatura no regulados que no tienen en cuenta el perfil de carga ofrecen un gran potencial de optimización.

Una auditoría de bombas proporciona una visión general de los perfiles de carga, así como recomendaciones de diseño concretas.

Seguir tales recomendaciones conduce a un considerable ahorro energético, una mayor fiabilidad y una reducción del impacto medioambiental.