Monitorización y control de estaciones de bombeo

Monitorización y control de estaciones de bombeo

A partir de una selección de productos Grundfos, te ayudamos a comprender cómo puedes mejorar una estación de bombeo mediante monitorización.

La monitorización es una parte muy importante de una amplia gama de aplicaciones industriales que permite saber qué sucede en el sistema, particularmente si se trata de una instalación subterránea, como es el caso de las estaciones de bombeo.

En esta tarea, te presentamos los productos Grundfos de monitorización y control, y te explicamos cómo añaden valor a tu sistema y contribuyen a evitar incómodos incidentes, como las paradas imprevistas. Todos los productos se integran perfectamente para facilitar la instalación, la puesta en servicio y el automantenimiento de las bombas, aportando una solución cercana al usuario con ventajas evidentes. Veamos los productos y sus características uno por uno.

Grundfos Dedicated Controls es un sistema de monitorización y control inteligente con todas las funciones necesarias para controlar y optimizar una estación de bombeo. Los niveles de arranque y parada de las bombas se pueden transmitir desde interruptores de flotador, un sensor ultrasónico o un transductor de presión. Controla hasta seis bombas e incluye estos aspectos destacados:

  • Optimización energética automática a partir de la adaptación continua de la velocidad de la bomba según la demanda.
  • Prevención de obstrucciones mediante secuencias de lavado automáticas y giro en sentido inverso.
  • Fácil puesta en servicio, gracias a un asistente de configuración integrado.
  • Control para el agitador, para reducir los lodos sedimentados en el fondo de la estación.
  • Integración con cualquier sistema SCADA.

Todas estas características contribuyen a optimizar la estación de bombeo, aumentando su eficiencia energética y su fiabilidad.

El módulo de sensores Grundfos IO 113 se ha diseñado especialmente para las bombas de aguas residuales SL y SE con un objetivo muy claro: proteger el motor frente a daños. Se consigue monitorizando continuamente la humedad del motor, la temperatura del bobinado y el contenido de agua en la cámara de aceite.

Si la humedad, la temperatura del motor o el contenido de agua en esa cámara de aceite superan el nivel aceptado, el sensor emite una alerta. Así se puede llevar a cabo el mantenimiento antes de que se produzca una posible avería, lo que se traduce en menos paradas y, quizá igual de importante, más tranquilidad.

Pasemos al siguiente producto: MP 204, la protección de motor electrónica de Grundfos, que protege tu motor 24 horas al día. También te permite monitorizar el consumo energético. Evita daños en el motor y las bombas al monitorizar diversos parámetros:

  • Exceso y defecto de carga.
  • Temperatura del motor.
  • Exceso y defecto de tensión.
  • Consumo de potencia.
  • Resistencia del aislamiento.
  • Relación entre tensión y corriente.
  • Ausencia de fase.
  • Secuencia de fases.

Por ejemplo, si la unidad MP 204 mide una caída en el factor de potencia, podría ser un indicio de que la bomba está atascada u obstruida, o de que el impulsor está desgastado y necesita mantenimiento para evitar una avería o posibles inundaciones.

El siguiente producto es el variador de frecuencia Grundfos CUE. Está diseñado para maximizar la eficiencia energética durante el funcionamiento; para ello, ajusta automáticamente la velocidad de la bomba según la demanda. Veamos cómo funciona. El rendimiento de una estación de bombeo se basa normalmente en un perfil diario con caudales máximos por la mañana y por la tarde. Un variador de frecuencia permite controlar el caudal de descarga para garantizar que no se desperdicie energía en mantener una alta velocidad constante cuando el caudal es bajo durante el día.

Además, el variador de frecuencia CUE está preprogramado. Esto te permite reducir notablemente el tiempo de puesta en servicio si lo comparas con programar manualmente un variador de frecuencia estándar desde cero.

Nuestro siguiente producto es el módulo IO 351B. Intercambia las señales digitales y analógicas entre la unidad de control y el resto del sistema eléctrico.

El IO 351B se usa para una o dos bombas de aguas residuales Grundfos con velocidad fija. También se puede controlar mediante variadores de velocidad externos, como el variador de frecuencia Grundfos CUE.

Ahora nos detenemos en el CU 362, esencialmente, el cerebro del sistema Dedicated Controls. Tiene estas características: una función de asistente integrada, una pantalla gráfica completa, datos accesibles in situ, botones dinámicos y mucho más.

Además, existen numerosas funciones adaptativas integradas en el CU 362:

  • Optimización energética.
  • Agrupación de bombas.
  • Prevención de obstrucciones.
  • Y muchas más…

El CU 362 también admite la comunicación con los equipos de monitorización u otras unidades externas con el módulo de interfaz de comunicaciones (CIM) mediante diversos protocolos.

Además, permite la comunicación avanzada de datos, cableada o inalámbrica (GPRS y GSM), a los sistemas BMS y SCADA.

Por último, el sistema de gestión remota de Grundfos, con conexión a Internet, sirve para monitorizar y gestionar las instalaciones de bombeo y es una alternativa económica a los sistemas SCADA. Te proporciona una visión global de la red de aguas residuales y te ofrece acceso a monitorización y análisis en tiempo real desde la comodidad de la oficina.

Por lo tanto, si la red municipal cuenta con numerosas estaciones de bombeo, podrás ahorrarte mucho tiempo y gastos en personal, ya que las inspecciones presenciales serán innecesarias.

En resumen, los productos Grundfos de monitorización y control te proporcionan acceso inmediato a los datos del sistema, con las consiguientes ventajas:

  • Mejora de la eficiencia energética y la fiabilidad.
  • Reducción o total eliminación de las paradas por avería.
  • Reducción de los costes de puesta en servicio y funcionamiento.
  • En general, tranquilidad, ya que podrás saber qué sucede en la estación de bombeo en todo momento.