Galería técnica

Líquidos abrasivos

Un líquido abrasivo contiene sustancias, a menudo minerales o sustancias inorgánicas, que son más duras que el material contra el que se frotan. Esta abrasión se desgastará y dañará los materiales más blandos. Los abrasivos naturales que se encuentran en las aguas residuales pueden ser arena, piedras, carbonato de calcio u óxido férrico.

Los líquidos abrasivos pueden acelerar la corrosión de una bomba y están directamente implicados en la corrosión por erosión. En general, una fuerza mayor provocará una abrasión más rápida. Esto hace que las piezas a alta velocidad de una bomba sean más susceptibles a la erosión-corrosión.

Para combatir esto, Grundfos suministra bombas para líquidos abrasivos construidas en grados de acero inoxidable que cumplen con el riesgo de corrosión. La gama de bombas centrífugas CR de Grundfos y las bombas de agua subterránea SP son ejemplos típicos de bombas construidas para contrarrestar los riesgos derivados de los líquidos abrasivos para los procesos industriales y el suministro de agua, respectivamente.