Galería técnica

Unidad de tratamiento de aire

Se utiliza una unidad de tratamiento de aire (AHU) para acondicionar y hacer circular el aire como parte de un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado. La función básica de la AHU es aspirar el aire exterior, acondicionarlo y suministrarlo como aire fresco a un edificio. Se elimina todo el aire de escape, lo que crea una calidad de aire interior aceptable. Dependiendo de la temperatura requerida del aire reacondicionado, el aire fresco se calienta mediante una unidad de recuperación o un serpentín de calentamiento o se enfría mediante un serpentín de enfriamiento.

En edificios en los que los requisitos higiénicos de calidad del aire son inferiores, parte del aire de las habitaciones puede recircularse a través de una cámara de mezcla, lo que puede dar lugar a un importante ahorro energético. Una cámara de mezcla tiene amortiguadores para controlar la relación entre el retorno, el aire exterior y el aire de escape.

Las AHU se conectan a los conductos que distribuyen el aire acondicionado a través del edificio y lo devuelven a la AHU. Normalmente, se instala un intercambiador de recuperación de calor / refrigeración en la unidad AHU para ahorrar energía y aumentar la capacidad. Una unidad AHU diseñada para su uso en exteriores, normalmente en techos, también se conoce como unidad de techo (RTU).

La AHU es una gran caja metálica que contiene ventiladores independientes para suministro y escape, serpentín de calentamiento, serpentín de refrigeración, sistema de recuperación de calefacción / refrigeración, bastidores o cámaras de filtro de aire, atenuadores de ruido, cámara de mezcla y amortiguadores.

Grundfos suministra bombas circuladoras y bombas de aspiración final de una sola etapa, que se incluyen en las piezas de la unidad de tratamiento de aire para el sistema de bombeo distribuido.

Aplicaciones relacionadas

Encuentre aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.