Galería técnica

Salida de aire

Para evitar la corrosión y los problemas de funcionamiento, los sistemas de calefacción y aire acondicionado deben construirse de modo que el aire pueda eliminarse tanto cuando el sistema esté lleno como durante el funcionamiento posterior.

El aire aún puede estar presente en un sistema lleno de agua incluso después de que el sistema se haya purgado utilizando tornillos de purga de aire. Esto se debe a que el agua contiene un cierto volumen de aire, dependiendo de la presión ambiente y la temperatura en el momento en que se llena el sistema.

El aire se libera cuando el agua se calienta en la caldera o el intercambiador de calor y en zonas de baja presión del sistema, como en el punto más alto del sistema o en el lado de aspiración de una bomba. El aire liberado se compone de oxígeno y nitrógeno. El oxígeno se adhiere a cualquier material de hierro del sistema. Las microburbujas de los gases de nitrógeno restantes deben eliminarse por otro medio.

Los siguientes son componentes y métodos de uso común para eliminar el aire:

  • Tornillos de purga de aire montados en radiadores y convectores, etc.
  • Depósitos de aire situados en puntos altos del sistema, a menudo donde la tubería pasa de una caída horizontal a una vertical
  • Orificios de ventilación automáticos colocados de la misma forma que los depósitos de aire
  • Ventilaciones de micro-burbuja situadas delante de las bombas principales, donde la presión es más baja
  • Desgasificación mediante una técnica de reducción de presión en la que una parte del agua del sistema se desvía hacia un depósito de diafragma sin presión en el sistema de expansión y retención de presión del sistema

El aire que no se extraiga del sistema se acumulará en los puntos más altos del sistema de calefacción y creará bolsas de aire. El peor de los casos es que la circulación en el sistema de calefacción se detiene y el sistema pierde la capacidad de calentar el edificio.

Cuando se entregan bombas a sistemas de calefacción y aire acondicionado, Grundfos recomienda que los sistemas de calefacción y aire acondicionado estén equipados con purgadores de aire para eliminar el aire cuando el sistema esté lleno y durante el funcionamiento posterior.

Aplicaciones relacionadas

Encuentre aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.