Galería técnica

Cloración

La cloración es probablemente el método más común de tratamiento de microorganismos en el agua. Este método es utilizado principalmente por las empresas de suministro de agua con el fin de matar los microorganismos en el agua desde el lugar de producción de agua hasta el grifo de consumo.

El tratamiento de agua contra microorganismos es muy importante, especialmente cuando el agua se suministra desde lagos y ríos, etc. Los ríos y lagos pueden contener altos niveles de patógenos como resultado de descargas de aguas residuales tratadas de forma inadecuada o descargas no tratadas. En algunos casos, los sistemas de alcantarillado combinados pueden descargar aguas residuales sin tratar durante las tormentas.

El cloro se utiliza a menudo como desinfectante en forma de una solución de hipoclorito que se inyecta en el sistema de agua.

Ventajas:

  • Eficaz contra las bacterias libres que flotan en el agua
  • Bajo coste del ciclo vital

Desventajas:

  • El olor y el sabor del agua se ven afectados
  • Sensible al valor de pH del agua. A niveles superiores a 7,5 el efecto desinfectante se reduce
  • El efecto a largo plazo sobre las bacterias es limitado
  • El biofilm del depósito de agua caliente y las tuberías se ve afectado por el medio

Grundfos suministra bombas dosificadoras de cloro que utilizan cloro gaseoso al vacío (Cl 2 ) sistemas de dosificación (Vaccuperm), sistemas de electrocloración de hipoclorito sódico (NaOCl) (Selcoperm) y dióxido de cloro (ClO) 2 ) sistemas de preparación y dosificación (Oxiperm).

Aplicaciones relacionadas

Encuentre aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.