Galería técnica

Tanque de detención

Un tanque de detención, también llamado tanque de retención, es una estructura artificial de control de flujo que se utiliza para contener las aguas pluviales y residuales durante un período limitado de tiempo.

El tanque de retención puede incorporarse a la red de alcantarillado de la planta de tratamiento de aguas residuales o en las fábricas. Se utiliza un tanque de retención en la red de alcantarillado para compensar los picos de caudal del sistema. Esto ayuda a evitar el desbordamiento en el recipiente, protegiendo las áreas aguas abajo. También contribuye a evitar la sobrecarga hidráulica de los sistemas de alcantarillado y plantas de tratamiento de aguas residuales.

En la planta de tratamiento de aguas residuales, la cuenca de retención se utiliza para compensar las fluctuaciones en el caudal de entrada de aguas residuales para garantizar un flujo uniforme a través de los tanques de proceso en la planta. Esto es necesario para mantener los procesos de tratamiento funcionando de manera óptima, para mantener los requisitos de descarga y para evitar la deriva del fango.

Los tanques de detención de fábrica (más comúnmente los tanques de ecualización) también se utilizan para compensar los picos de caudal. Además, se utilizan para estabilizar los volúmenes de lote de agua de proceso con respecto al pH o las sustancias químicas antes de la descarga en el sistema de alcantarillado.

Grundfos suministra grandes bombas que cumplen los requisitos de bombeo de alto caudal y baja altura en los tanques de retención de la planta de tratamiento de aguas residuales y tanques de retención de aguas pluviales.

Aplicaciones relacionadas

Encuentre aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.