Galería técnica

Sulfuro de hidrógeno

Sulfuro de hidrógeno (H 2 S) es un gas tóxico y letal producido en alcantarillas y digestores bajo descomposición anaeróbica microbiana de materia orgánica. Esta materia orgánica se descompone utilizando el oxígeno que proviene de la reducción de sulfato (SO4 2 -). El ión sulfuro resultante (S 2 -) reacciona con iones de hidrógeno (H +) en el agua y forma H 2 S.

H 2 S es un gas altamente tóxico e inflamable. El sulfuro de hidrógeno es más pesado que el aire (densidad del aire atmosférico 1,2 g/L, H 2 S 1,4 g/L) y tiende a acumularse en el fondo de los espacios mal ventilados. H 2 S tiene un olor muy característico y huele mucho a pudrición y a flatulencia.

Es detectable en bajas concentraciones (ppm) y amortigua el sentido del olfato en concentraciones más altas o después de una exposición prolongada. La parálisis respiratoria y la muerte pueden ocurrir rápidamente a concentraciones tan bajas como 0,07% en volumen en el aire.

H 2 S es un potente corrosivo4 responsable de, por ejemplo, la corrosión de las tuberías de alcantarillado de hormigón. gas. H 2 S hace que algunos aceros se vuelvan frágiles y puede dar lugar a grietas por tensión de sulfuro. En contacto con el oxígeno, la bacteria aeróbica oxida H 2 S en iones sulfato (SO4 2 -). El ion sulfato reacciona con los iones de hidrógeno libres (H +) en las zonas húmedas que forman H 2 SO.