Galería técnica

Válvula termostática del radiador

Las válvulas termostáticas para radiadores se montan en radiadores y convectores para regular la temperatura ambiente. La válvula funciona automáticamente y se compone de dos partes: un sensor y una carcasa de válvula. La carcasa de la válvula se monta directamente en el radiador o en la tubería de suministro del radiador. El sensor está instalado en la carcasa de la válvula.

El sensor puede tener un sensor integrado o remoto. Los sensores remotos pueden utilizarse si el radiador está situado detrás de una pantalla/cubierta, lo que de lo contrario causaría lecturas imprecisas de la temperatura ambiente si se monta directamente sobre el radiador o junto a él.

El sensor funciona mediante un fuelle lleno de gas. El gas se calienta a medida que aumenta la temperatura ambiente, por lo que se expande. Esto provoca que se mueva un pasador de la carcasa de la válvula, reduciendo el caudal de agua a través del radiador. La distancia entre el pasador y el fuelle puede alterarse girando el elemento sensor, que altera el punto de ajuste de la temperatura ambiente.

La carcasa de la válvula puede suministrarse con un limitador de válvula que limita el caudal máximo de agua a través del radiador para garantizar una refrigeración razonable del agua incluso cuando el termostato del radiador requiere una salida de calor máxima.

Aplicaciones relacionadas

Encuentre aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.