Funciones de protección de la bomba Grundfos SQ/SQE: protección contra marcha en seco

Funciones de protección de la bomba Grundfos SQ/SQE: protección contra marcha en seco

Aprende acerca de la protección incorporada contra marcha en seco de la bomba SQ/SQE y los muchos beneficios que aporta tanto al instalador como al propietario de la vivienda. 

Las gamas de bombas sumergibles Grundfos SQ/SQE están equipadas con 3 exclusivas funciones de protección.

En este vídeo, nos centraremos en la protección contra marcha en seco. Para ilustrar la función, compararemos las bombas SQ/SQE con una bomba sumergible convencional de 4".

Pero, antes, veamos con mayor detenimiento por qué sucede la marcha en seco. El nivel estático de agua alrededor de un pozo sube y baja en función de la frecuencia de las lluvias y el volumen de agua bombeado en la zona.

Cuando enciendes una bomba en un pozo, atrae el agua hacia la entrada de la bomba, creando una zona de aspiración con forma de cono. Si el nivel estático de agua desciende demasiado o la capacidad de la bomba supera el rendimiento máximo del pozo, la aspiración reducirá el nivel de agua por debajo de la entrada de la bomba.

Como consecuencia, la bomba funcionará sin agua. Una bomba convencional de 4" no está preparada para detectar la marcha en seco. Simplemente seguirá funcionando, pero sin el caudal de agua necesario para refrigerar el motor y lubricar los rodamientos de la bomba.

El resultado es un desgaste crítico de los rodamientos y un riesgo inminente de sobrecalentamiento. Si el motor cuenta con protección térmica incorporada, se detendrá en cuanto detecte una cierta temperatura.

Pero, en cuanto se enfríe, arrancará automáticamente y repetirá este patrón de marcha en seco. Incluso aunque la marcha en seco dure poco, reducirá el rendimiento de la bomba, así como su vida útil.

Si la situación se prolonga excesivamente en el tiempo, la bomba podría averiarse por completo por el desgaste de los componentes.

En las bombas de 4" normales, la protección contra marcha en seco requiere más equipos. En las gamas SQ/SQE, es una función incorporada. Veamos cómo funciona.

Cuando el nivel de agua del pozo desciende por debajo de la entrada, el consumo energético del motor cae drásticamente. No hay agua que transportar.

Este cambio de funcionamiento lo detecta inmediatamente el variador de frecuencia incorporado, que detiene el motor antes de que se produzcan daños.

Después de 5 minutos, la bomba reanudará automáticamente la operación, pero si el agua no ha vuelto todavía, la bomba dejará de funcionar después de solo 5 segundos. Este patrón se repite hasta que el agua asciende por encima del nivel de entrada.

La vida útil y el rendimiento de la bomba permanecen indemnes tras estas notablemente breves incidencias de marcha en seco.

Cuando el nivel del agua asciende por encima de la entrada, la bomba vuelve a ponerse en marcha y a funcionar sin verse afectada. Los beneficios de esta protección para las bombas SQ/SQE son bastante obvias.

El instalador evita costosas y laboriosas intervenciones técnicas por los daños en las bombas debidos a largos períodos de marcha en seco.

El propietario de la vivienda disfruta de acceso al agua siempre que está disponible en el pozo con una bomba que se protegerá a sí misma y funcionará de forma fiable durante años.