MAGNA3 operation and control modes

Modos de funcionamiento y control de la bomba MAGNA3

Descubre los diversos modos de funcionamiento y control que ofrece la bomba MAGNA3 y averigua lo que ofrece cada modo.

Grundfos MAGNA3 cuenta con modos de funcionamiento y modos de control. Para usar los modos de control, la bomba tendrá que estar en el modo de funcionamiento normal, que es el ajuste predeterminado de fábrica.

MAGNA3 también tiene tres modos de funcionamiento adicionales: Parada, Mínimo y Máximo. En el modo de funcionamiento normal, MAGNA3 ofrece toda la gama de opciones de modo de funcionamiento que se esperaría de una bomba circuladora de última generación.

Pero los modos inteligentes AUTOADAPT y FLOWADAPT realmente sitúan la bomba MAGNA3 muy por delante de la competencia. Ten en cuenta que la función de control FLOWLIMIT puede aplicarse a todos los modos de control de la bomba MAGNA3.

El modo de curva constante emula la función de una bomba de velocidad fija ajustada a un punto de trabajo establecido y funcionando a una velocidad constante.

Con la bomba MAGNA3, el paso de 0 a 100 % se controla en el eje de caudal en vez del eje de presión. De hecho, esto significa que cualquier modelo de MAGNA3 dado tendrá un caudal máximo más alto que los modelos anteriores con la misma altura máxima.

No obstante, la bomba MAGNA3 de velocidad variable te ofrecerá un rango mucho más amplio de algoritmos de control. El control de presión constante es adecuado para los sistemas de caudal variable con pérdidas de presión muy baja y sistemas abiertos donde la pérdida de presión de la tubería depende de la altura estática.

En el modo de control de presión proporcional, que se utiliza en los sistemas de circulación, la bomba adapta continuamente su rendimiento a las demandas variables de caudal y presión.

MAGNA3 conoce su régimen de RPM, el consumo energético y el caudal, y calcula dónde está su punto de trabajo real en la tabla de curvas QH basándose en estos datos.

La bomba se mueve hacia adelante y hacia atrás en la curva de regulación midiendo el par de la bomba y adaptando las RPM. Si hay una resistencia baja o nula, el sistema está abierto, y la bomba aumenta las RPM.

Si la resistencia es alta, las válvulas se cierran, y la bomba disminuye las RPM. En el modo AUTOADAPT, que es el ajuste predeterminado de fábrica, la bomba ajusta continuamente su curva de presión proporcional y establece automáticamente una más eficiente sin comprometer la comodidad.

Esto hace que no se requieran ajustes manuales en el 80 % de las instalaciones. En el modo AUTOADAPT, la curva de presión proporcional predeterminada tiene un punto de ajuste del 55 % de la altura máxima de la bomba.

A medida que las válvulas se abren, el punto de trabajo se mueve a lo largo de esta curva, aumentan las RPM y aumenta la descarga de caudal.

Si el sistema alcanza su curva máxima, el punto de trabajo seguirá esta curva y creará otra curva de presión proporcional basado en el nuevo punto de trabajo del sistema. Entonces, el proceso comenzará de nuevo.

El modo de control FLOWADAPT combina el modo de control AUTOADAPT y la función de límite de caudal. El ajuste del límite de caudal por defecto en el modo FLOWADAPT es la intersección entre la presión proporcional de AUTOADAPT y las curvas máximas.

Esto permite que MAGNA3 garantice que la tasa de caudal nunca se exceda, ahorrando el coste de una válvula de equilibrado de la bomba separada. En aplicaciones de calefacción, tu tasa de caudal debe ser el punto de trabajo nominal Q.

Este se calcula convirtiendo la demanda de calor del sistema en kcal/h, usando el factor de conversión 0,86 y dividiendo este número por la diferencia de temperatura entre la tubería de caudal y la tubería de retorno.

Por ejemplo, imagina un edificio de apartamentos nuevo de 10.000 m² con una demanda específica de 500 kW y calentado por modernos radiadores con una diferencia de temperatura de 20 °C entre la tubería de caudal y la tubería de retorno.

Para calcular el punto de trabajo nominal de la bomba MAGNA3 y su límite de caudal, multiplicas 500 kW por 0,86 para obtener una demanda de calor convertida de 430 kcal/h.

Dividido por 20, esto te da un punto de trabajo nominal de 21,5 m³/h, que luego introduces como el límite de caudal de la bomba.

El modo de control de temperatura constante se usa en sistemas de caudal variable que requieren una temperatura constante en un punto definido por el usuario.

La bomba se encarga del caudal y no hay que controlar la temperatura externa; pero puede usarse un sensor de temperatura externo para ofrecer un punto de ajuste que difiera de la temperatura medida localmente por la bomba.

Este modo de control está diseñado principalmente para el amplio espectro de uso en la circulación de agua caliente sanitaria y se regula lentamente adrede.

El modo de control de temperatura diferencial garantiza una caída constante de la temperatura a través de los sistemas de calefacción y refrigeración. La bomba mantendrá una temperatura diferencial constante entre la bomba y el sensor externo.

Por último, tenemos el modo de control de caudal constante. Este se utiliza en sistemas que exigen un caudal constante independiente de las pérdidas de presión, como enfriadoras para aire acondicionado o superficies de calefacción/refrigeración.

Aquí, MAGNA3 ajusta automáticamente las RPM a la resistencia variable del sistema para asegurar que el caudal se mantenga constante en todo momento.