¿por qué el agua es tan fascinante?

¿por qué el agua es tan fascinante?

El agua es una sustancia extremadamente fascinante y es probablemente la molécula más importante de la Tierra. Escucha al profesor Søren Rud Keiding explicar por qué es tan importante conocer las propiedades del agua.

Me apasiona el agua.

Nuestra capacidad de mover el agua líquida de donde la encontramos a donde se necesita ha sido una especie de fuerza impulsora detrás de las civilizaciones. Todas se construyeron sobre la capacidad para mover el agua y usarla.

Esta es la fuerza impulsora para mí también como científico para conocer las propiedades del agua. El agua es una sustancia extremadamente fascinante, la molécula más importante de la Tierra. Tal vez sea incluso la molécula más importante de todo el universo.

También es la principal fuerza impulsora de una empresa como Grundfos que vive del trasiego de agua. Grundfos mueve el agua y se enfrenta a desafíos globales. La capacidad de trasladar el agua hasta donde se va a consumir, en la agricultura, los hogares, las industrias y los hospitales de todo el mundo, es importante para nosotros para poder sustentar la vida, seguir vivos, y mantenernos sanos.

Las moléculas de agua son muy simples en realidad. La mayoría de la gente conoce la fórmula de una molécula de agua. H₂O. Es ampliamente conocida. Aunque son bastante simples, aún queda mucho por aprender. El reto para mí como químico es ver si podemos conocer todas las propiedades importantes del agua con solo mirar una molécula de agua.

Parece sencillo, pero no lo es tanto como crees. Si tienes ambición y quieres ganar un Premio Nobel de Química, te aconsejaría que estudiaras el agua. Actualmente conocemos unos cien millones de moléculas, pero solo uno de los cien millones de moléculas es agua, que la conocemos en sus 3 estados. En concreto, la conocemos como hielo, como agua líquida y como vapor o agua gaseosa. Todo nuestro sistema climático está impulsado por el agua, pasando del estado sólido, el hielo, al estado líquido, y del estado líquido al estado gaseoso, el vapor. Cuando las moléculas de agua existen en forma de hielo, líquido o gas, la transición entre estos es realmente lo que impulsa nuestro sistema climático. Hay una gran cantidad de energía involucrada en estas transiciones.

En una lluvia normal de 15 mm, en un área que cubre una pequeña ciudad, por ejemplo, si llueve durante una hora, la cantidad de energía liberada equivale a la cantidad de energía liberada en una explosión nuclear. Hay mucha agua en el agua. Es una forma extraña de decirlo, pero la cantidad de moléculas de agua en un litro de agua es enorme. Si una molécula de agua se sustituyera por un grano de arena, necesitaríamos una caja de arena de 200 km en esa dirección, 200 km en esa dirección y 200 km de altura.

Esa caja llena de arena tendría el mismo número de granos de arena que el que hay de moléculas de agua en un litro de agua. El secreto clave de las moléculas de agua es el enlace de hidrógeno. Esto no es una propiedad de una molécula de agua, sino la propiedad de y más moléculas de agua. Si tenemos una molécula de agua, esta molécula quiere unirse a otra molécula de agua, y esta unión se denomina enlace de hidrógeno. Conocer el enlace de hidrógeno es la clave para conocer el agua.