Galería técnica

Un cambio de paradigma en los sistemas de agua refrigerada

Grundfos Distributed Pumping constituye un cambio de paradigma en los sistemas de agua refrigerada hacia una nueva era de bombeo descentralizado. Este nuevo principio de bombeo está preparado para satisfacer la creciente demanda de refrigeración, mejorando el confort y la eficiencia de los edificios más que nunca.

Por qué es necesario Distributed Pumping

La demanda mundial de refrigeración se ha duplicado en menos de 20 años

Se prevé que el consumo energético mundial aumente casi un 25 % de aquí a 20501. Solo en los últimos 20 años, la demanda mundial de refrigeración casi se ha duplicado, por lo que es fundamental replantearse los sistemas de agua refrigerada y mejorar la eficiencia energética.

Distributed Pumping puede ahorrar hasta un 54 % de energía

Muchos edificios funcionan con sistemas de agua refrigerada centralizados e ineficaces. La sustitución de una válvula de equilibrado y control por bombas distribuidas puede reducir el consumo energético total de las bombas de un circuito de agua en un 54 %, lo que supone un ahorro energético considerable2.

Alrededor del 45 % de las bombas de agua refrigerada funcionan a carga máxima la mayor parte del tiempo

Se calcula que el 45 % de las bombas de los sistemas de agua refrigerada funcionan a carga máxima de manera constante3. Sin embargo, rara vez se necesita este nivel, ya que los picos de consumo de los sistemas de agua refrigerada solo se dan durante una fracción muy pequeña de tiempo, aproximadamente entre el 1 y el 3 %.

Muchos edificios tienen sistemas de agua refrigerada ineficientes que causan sobrepresión y un bajo valor ΔT. Esto suele deberse a una mala puesta en marcha y a una gestión poco eficiente de las bombas. Mira este vídeo para saber cómo Grundfos Distributed Pumping puede minimizar el consumo energético y maximizar la comodidad en interiores.


Los desafíos típicos

En lo que respecta a los sistemas de agua refrigerada, muchos edificios siguen funcionando con soluciones ineficaces de hace una década. Como resultado, estos sistemas suelen sufrir varios problemas; entre ellos, un control deficiente de las bombas, un bajo valor ΔT, dificultades para cumplir los códigos energéticos de los edificios, así como complejidades en el diseño, la instalación y la puesta en marcha.

La ineficiencia se produce cuando las bombas dimensionadas para el caudal total del sistema y la máxima pérdida de presión funcionan a una velocidad demasiado elevada. Esto provoca sobrepresiones y un bajo valor ΔT. En consecuencia, las válvulas de control y equilibrado tienen que regular el caudal y la presión, que es como controlar la velocidad de un coche con un freno de mano.

Una puesta en marcha inadecuada y un control deficiente de las bombas también provoca el desequilibrio del sistema y un consumo excesivo de energía. Además del derroche de energía, este problema también menoscaba la comodidad interior de los ocupantes. Asimismo, existe el riesgo de multas si no se cumplen plenamente los requisitos de consumo energético.

Cómo puedes optimizar

Al optimizar la eficiencia energética de los edificios, la atención suele recaer en los sistemas que generan energía, como las calderas y las enfriadoras. Sin embargo, como la distribución de la energía tiene un impacto significativo en el consumo energético total, es necesario prestar más atención a esta.

Un sistema puede utilizar bombas inteligentes en cada planta de un edificio para lograr esta distribución óptima de la energía, lo que hace innecesario el uso de válvulas, ya que la presión se suministra solo cuando y donde se necesita.

La sustitución de las válvulas por bombas garantizará una presión y un caudal óptimos a cada unidad terminal en todo momento. Este tipo de sistema basado en la demanda brinda una puesta en marcha sencilla, un sistema con equilibrado automático durante toda la vida útil del edificio, un mejor valor ΔT, una integración fluida y una presión de bombeo mínima. Todo ello se traduce en una reducción significativa del consumo energético.

La solución

Grundfos iSOLUTIONS ofrece un nuevo principio de bombeo para sistemas de agua refrigerada llamado Distributed Pumping. No necesita válvulas de control, equilibrado o PICV, ya que se sustituyen por bombas inteligentes más pequeñas, como la Grundfos MAGNA3. Esto hace que la presión total del sistema sea significativamente menor, ya que cada bomba genera únicamente la cantidad de presión necesaria.

Además, la gran bomba primaria se cambia por una bomba inteligente más pequeña, como la Grundfos TPE3, lo que ofrece un importante ahorro de costes CAPEX. Estas bombas inteligentes están conectadas a sensores para ajustar su funcionamiento a la demanda. Y el diseño de este sistema reduce considerablemente el consumo energético y los gastos totales.

En definitiva, Grundfos Distributed Pumping es la forma más eficiente de hacer circular agua refrigerada en los sistemas HVAC actuales. Mejora el confort y la eficiencia del edificio más que nunca y reduce los costes de funcionamiento, el tiempo de puesta en marcha y el consumo energético. Así, con Grundfos Distributed Pumping para edificios comerciales, puedes controlar por completo un sistema de agua refrigerada, minimizar el consumo energético y los costes, y garantizar un clima interior mucho más cómodo.

Explora las soluciones de Distributed Pumping

Grundfos Distributed Pumping facilita el equilibrado de los sistemas de agua refrigerada y mejora el confort de los edificios. La solución sustituye las válvulas de equilibrado y control tradicionales por bombas inteligentes.

Grundfos Distributed Pumping ayudó a Ngee Ann, un gran edificio universitario de Singapur, a aumentar el valor ΔT en un 28 % y a reducir la energía total consumida por las bombas en un 54 %, todo ello proporcionando un confort óptimo a los usuarios del edificio.

FUENTES

Fuente1: Global Cooling Report. International Energy Agency. Junio de 2020.

https://www.iea.org/reports/cooling

Fuente2: Caso de Grundfos en la universidad politécnica Ngee Ann (bloque politécnico 22). Cálculo del ahorro energético de Distributed Pumping en comparación con el sistema convencional.

Fuente3: Cambios de carga estacionales al calcular el coeficiente de eficiencia energética (EER) y el valor integrado a carga parcial (IPLV) en sistemas de agua refrigerada.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.

Otros artículos relacionados

Encuentra artículos relacionados con la investigación y los conocimientos de Grundfos.