Introducción a los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar

Introducción a los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar

Conoce los aspectos básicos de los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar, así como las diversas aplicaciones donde pueden usarse.

Algunas fuentes de energía, como el diésel, pueden ser innecesariamente costosas para las operaciones de bombeo.

Por suerte, existe una solución: la energía solar. El sol proporciona energía de manera fiable sin costes de funcionamiento, por lo que es el socio perfecto para cualquier sistema de bombeo de agua, tanto si su finalidad es la producción de agua como la distribución de agua.

En este módulo de formación, vamos a presentarte los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar. En primer lugar, hablaremos de la energía solar en general y del rendimiento típico que puede esperarse de ella.

A continuación, examinaremos en detalle las principales ventajas de los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar. Por último, usaremos un ejemplo específico para mostrar cómo sacar el máximo partido de un sistema de este tipo.

Comencemos. El uso del sol como fuente de energía es cada vez más popular en todo el mundo, y ha sido aplicado a numerosos fines, como proporcionar energía en el hogar y también en edificios comerciales. En un día soleado, la insolación puede suministrar hasta 600-1000 W/m².

En un día nublado, se obtienen normalmente 50-300 W/m².

Pero el rendimiento no solo está determinado por la cantidad de sol. Los paneles también se ven influenciados por la temperatura. Por ejemplo, cuando la temperatura es alta, la tensión cae, mientras que la corriente se mantiene más o menos estable, con lo que se produce menor potencia.

En un día perfecto disfrutamos de unas 10 horas de sol. Sin embargo, no se obtiene el mismo nivel de potencia durante todo ese tiempo. Por ejemplo, si el sol sale a las 06:00, los niveles de insolación a esa hora no podrán alimentar los paneles solares.

Generalmente, el sistema de bombeo recibirá la mayor potencia entre las 10:00 y las 16:00, cuando el sol está en su cénit. En lo que se refiere a la alimentación de los sistemas de bombeo de agua, la tecnología de bombeo por energía solar ha ganado popularidad en los últimos años. Analicemos en detalle el por qué.

En primer lugar, tenemos el coste. El coste inicial de los paneles solares, anteriormente, era bastante elevado. Hoy día, sin embargo, su precio sigue bajando. El período de amortización es, por tanto, aún más breve que antes.

Y como la fuente de energía es el sol, no hay costes de funcionamiento. En comparación, en un generador diésel, estos son extremadamente altos. Otra ventaja de los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar es el bajo mantenimiento requerido.

De hecho, la única forma de mantenimiento necesaria es una limpieza ocasional de los paneles solares. El generador diésel, por otro lado, requiere un elevado mantenimiento y exige incluso plena atención, al tener que repostarse regularmente. A continuación, tenemos la sostenibilidad medioambiental de los sistemas solares.

Una de las ventajas más obvias de la tecnología solar es que usa energía limpia y natural. En comparación con la energía contaminante de los generadores diésel, es, con diferencia, la solución energética más eficiente.

Ahora que hemos resumido las principales ventajas de usar energía solar, veamos cómo funcionan los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar.

En este ejemplo, usaremos una pequeña granja como punto de partida. Nuestro objetivo será proporcionar agua al ganado, y escogeremos para ello la bomba sumergible Grundfos SQFlex. En primer lugar, debes instalar la bomba en un pozo.

Esta elevará el agua hasta un abrevadero usando energía solar. Cuando el abrevadero está lleno, un interruptor de nivel envía una señal que apaga automáticamente la bomba desde la unidad de control CU 200.

No obstante, también puedes seguir bombeando agua y almacenarla en un depósito para su uso posterior. Ese es solo un ejemplo de un sistema de bombeo de agua por energía solar.

Otras posibles aplicaciones incluyen el bombeo de agua a viviendas remotas, el riego de cultivos y el suministro de agua a zonas rurales no cubiertas por la red eléctrica.

Esto resume los sistemas de bombeo de agua alimentados por energía solar. Repasemos de nuevo sus principales ventajas. Los precios de los paneles solares caen. Si sumamos el hecho de que tienen costes de funcionamiento cero, el período de amortización es cada vez más corto.

Estos sistemas apenas tienen costes de mantenimiento una vez en marcha. Y, por último, usan energía limpia y natural.