Optimización energética de una torre de refrigeración

Optimización energética de una torre de refrigeración

Descubre cómo optimizar energéticamente tu torre de refrigeración de forma sencilla y lo que supone para el funcionamiento de todo tu sistema.

En lo que respecta al funcionamiento cotidiano de una torre de refrigeración, por supuesto, es importante que funcione de forma óptima para ahorrar la mayor cantidad de energía posible. En este módulo, te mostraremos cómo optimizar energéticamente tu torre de refrigeración de forma sencilla, así como lo que supone para el funcionamiento de todo tu sistema.

En las torres de refrigeración convencionales, la bomba se monta durante la instalación de la torre. En muchos casos, esta bomba funcionará con una velocidad fija, lo que significa que no podrás controlar su funcionamiento.

Simplemente, la bomba funcionará al 100 % de su capacidad todo el tiempo. Y esto no siempre es necesario.

Afortunadamente, gracias a Grundfos iSOLUTIONS, la bomba puede controlar la torre de refrigeración, lo que te permitirá optimizar energéticamente todo tu proceso. Veamos cómo funciona esta solución.

En primer lugar, es importante mencionar que las soluciones de bombeo de Grundfos pueden reacondicionarse. Con todas las funciones necesarias ya integradas en la bomba, esta solución funciona igual de bien en sistemas ya existentes o nuevos.

En una torre de refrigeración, habitualmente se suele usar una bomba de una etapa NB/NK de Grundfos, que ofrece un caudal elevado y una baja presión.

Dado que las torres de refrigeración se usan principalmente en relación con el control de la temperatura, por lo general, tu instalación necesitará mantener una temperatura de proceso óptima. De lo contrario, existiría riesgo de sobrecalentamiento, lo que podría dañar tu instalación.

En términos de optimización energética, examinemos un par de parámetros importantes que pueden contribuir a garantizar un funcionamiento óptimo de la bomba y de la torre de refrigeración. En concreto, son la regulación de la velocidad y la función de arranque/parada.

El control de la velocidad de la bomba y el ventilador de la torre permite trabajar a la máxima velocidad en los períodos de mayor demanda y reducir la velocidad en los períodos de menor demanda. En comparación con las bombas convencionales de velocidad fija, esta es la mejor forma posible de ahorrar energía.

La función de arranque/parada se habilita en el motor MGE de la bomba, que lleva integrado un variador de frecuencia. Permite arrancar y parar el ventilador cuando lo desees, lo que posibilita ahorrar no solo energía, sino también agua.

Los modos de funcionamiento

también pueden optimizar el consumo energético. Una bomba Grundfos conectada a una torre de refrigeración normalmente funciona en el modo de presión constante, ya que es la apuesta más segura en cuanto a las funciones. En algunos sistemas, también puedes usar el modo de temperatura diferencial, que te permite conseguir un ahorro energético aún mayor. Sin embargo, no todos los sistemas permiten usar esta opción.

Aquí concluye el resumen sobre cómo optimizar energéticamente una torre de refrigeración. Consulta el siguiente módulo para conocer en detalle cómo conectar tu bomba a tu torre de refrigeración mediante la app Grundfos GO para teléfonos móviles.