Servicio de Grundfos SOLOLIFT2

Servicio de Grundfos SOLOLIFT2

Descubre cómo puedes realizar el servicio a tu SOLOLIFT2 en solo 3 minutos.

¡Se puede realizar el servicio de Grundfos SOLOLIFT2 en 3 minutos y sin ensuciar!

En caso de obstrucción, primero prueba la función de desbloqueo. Empieza desconectando el suministro eléctrico y asegúrate de que la entrada a la unidad se detenga. Luego, cierra la válvula de entrada a la cisterna del inodoro. Usa un destornillador para activar la función de desbloqueo a través del pequeño orificio de servicio, en la cubierta de servicio superior. Luego, retira el destornillador de la unidad. Vuelve a conectar la energía y vuelve a abrir la válvula de entrada.

Tira de la cisterna un par de veces para verificar si funciona correctamente. Si el problema no se resuelve, haz lo siguiente.

Desconecta el suministro eléctrico y cierra la válvula de entrada de agua. Asegúrate de que se detenga la entrada de agua de otros aparatos conectados. Elimina el agua de la taza del inodoro si es necesario.

La pequeña conexión en el lateral de la unidad y el tubo suministrado pueden ayudar a reducir el nivel de agua. Ahora, quita la tapa de la unidad con un destornillador. Luego, quita los 4 tornillos que fijan la unidad de bomba y motor.

Ten en cuenta que toda esta operación se hace en el lado limpio de SOLOLIFT2.

El desmontaje de la unidad de bomba y motor te permite acceder al elemento que está obstruyendo el sistema.

Cuando lo hayas eliminado, puedes volver a montar la unidad de bomba y motor, fijándola con los 4 tornillos.

Vuelve a poner la cubierta de la unidad, fijándola con un solo tornillo. Por último, vuelve a conectar la energía y a abrir la válvula de entrada.

Con Grundfos, es así de sencillo.