Gestión de la presión con una torre de agua

Gestión de la presión con una torre de agua

Descubre cómo mantener una torre de agua en tu red para atender posibles emergencias y, a la vez, gestionar adecuadamente la presión de la red.

Una torre de agua o depósito elevado de agua es una estructura que contiene un volumen de agua, está ubicada a una cierta altura sobre el nivel del terreno y tiene tuberías que la conectan con una red de distribución.

En este módulo, descubrirás cómo mantener una torre de agua para emergencias en tu red y, a la vez, gestionar correctamente la presión de la red de distribución.

El propósito general de una torre de agua es almacenar un volumen de agua a una cierta altura por encima del nivel del terreno para mantener presurizada la red de tuberías de distribución. Las torres de agua pueden emplearse para reducir el impacto de las variaciones en la demanda de agua, actuando a modo de depósito de equilibrado. El nivel del depósito de agua disminuye en los períodos de demanda máxima de caudal y aumenta cuando la demanda se reduce.

La tecnología puede mejorar sensiblemente la gestión de la presión en las redes de distribución gracias a la ayuda de los variadores de velocidad, las bombas, el control de presión proporcional y el acceso a datos de la red.

Esto hace que no sea necesario usar una torre de agua, y las empresas de suministro de agua son conscientes de las ventajas de eliminar la torre de agua de la red. Sin embargo, es posible que los ayuntamientos no se resignen a dejar de tener un volumen de agua almacenado por encima del nivel del terreno para dar respuesta a posibles problemas que puedan surgir en la ciudad.

Hemos pensado en todas las posibilidades. Existe una solución que permite conservar la torre de agua para usarla en caso de emergencia, sin que la presencia de ese depósito afecte a la presión requerida en la red, o para reducir la probabilidad de que se produzca una caída de presión en la red.

Para conseguirlo, basta con usar una pequeña bomba de aumento de presión para enviar agua al depósito y una válvula de control hidráulica de dos vías para extraer agua del depósito.

Esto permite mantener un depósito convencional con agua de buena calidad para emergencias, y, a la vez, gestionar la presión en la red.

Así es como funciona:

La torre de agua suministra agua a la red.

Cuando disminuye el nivel de agua en el depósito, la válvula de control se cierra y corta el flujo de agua hacia la red.

Después, la bomba comienza a enviar agua de la red hacia el depósito.

Cuando se alcanza un nivel alto de agua en el depósito, la bomba se detiene. El ciclo se repetirá, y la válvula de control se volverá a abrir y regulará el caudal de agua aportado por el depósito a la red sin que la presión de la red se vea afectada.

La presión de la red podrá reducirse según sea necesario y el depósito se podrá seguir usando en caso de emergencia.

Si la presión de la red es demasiado baja, la válvula de control se abrirá para mantener la presión mínima requerida en la red. Y si la presión de la red es superior a la del depósito, la válvula de control se abrirá y permitirá que el depósito se llene sin necesidad de arrancar la bomba de aumento de presión.

Para obtener más información sobre cómo aplicar la gestión de la presión para reducir la presión generada en la red, consulta el módulo 3.

Repasemos los temas que hemos tratado en este módulo:

  • Cómo mantener una torre de agua para emergencias en la red.
  • Cómo mantener agua de buena calidad en el depósito.
  • Cómo configurar el equipo para reducir la presión de la red sin que el agua almacenada en la torre produzca efectos indeseados.