Galería técnica

Punto de equilibrio

En cualquier proceso de intercambio térmico, una mezcla de dos flujos de energía dará como resultado una nueva etapa o fase denominada punto de equilibrio. Aquí se alcanza una temperatura, humedad o entalpía comunes. La mezcla de agua fría y caliente en un grifo es un brillante ejemplo de un punto de equilibrio. Requiere el ajuste de dos caudales para conseguir la temperatura necesaria.

El punto de equilibrio puede ilustrarse mediante una fórmula sencilla que indica el flujo de energía para cada uno de los dos flujos. En aplicaciones HVAC, el punto de equilibrio se calcula y se ilustra en un diagrama Mollier IX. Una mezcla de aire caliente y frío con una humedad determinada dará como resultado una mezcla con una nueva temperatura y humedad.

Las bombas circuladoras de Grundfos garantizan una mezcla correcta para la calefacción y el aire acondicionado en el punto de equilibrio.

Soluciones de bombeo relacionadas

Encuentra las soluciones de Grundfos relacionados con este tema.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.