Galería técnica

Intercambiador de calor de flujo cruzado

Un intercambiador de calor de flujo cruzado intercambia energía térmica de una corriente de aire a otra en una unidad de tratamiento de aire (AHU). A diferencia de un intercambiador de calor rotatorio, un intercambiador de calor de flujo cruzado no intercambia humedad y no existe riesgo de cortocircuito en las corrientes de aire.

Un intercambiador de calor de flujo cruzado se utiliza en un sistema de refrigeración y ventilación que requiere la transferencia de calor de una corriente de aire a otra. Los intercambiadores de calor de flujo cruzado están fabricados con paneles metálicos delgados, normalmente de aluminio. La energía térmica se intercambia a través de los paneles. Un intercambiador de calor de flujo transversal tradicional tiene una sección transversal cuadrada. Tiene una eficiencia térmica del 40-65%. Se puede usar un intercambiador de calor de contracorriente o doble flujo cruzado si se requiere una mayor eficiencia térmica (normalmente hasta 75-85%).

En algunos tipos de intercambiadores, el aire húmedo puede enfriarse hasta el punto de congelación, formando hielo. Un flujo cruzado suele ser menos costoso que otros tipos de intercambiador de calor. Normalmente se utiliza cuando las normas de higiene exigen que ambas corrientes de aire se mantengan completamente separadas entre sí. A menudo se utiliza en instalaciones de recuperación de calor en grandes comedores, hospitales y en la industria alimentaria. A diferencia de un intercambiador de calor rotatorio, un intercambiador de calor de flujo cruzado no intercambia humedad.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.