Artículo

Bombas inteligentes para la circulación de agua caliente en edificios comerciales

Diseño de un sistema óptimo de circulación de agua caliente

El desafío:

R En las aplicaciones de circulación de agua caliente es necesario disponer de agua caliente instantánea en cuanto se abre el grifo. Para ello, la solución convencional es usar una bomba de velocidad constante que aporte la presión necesaria en la tubería de circulación de agua caliente. La bomba funciona habitualmente a velocidad máxima y se regula mediante una válvula. Esto conlleva un gran consumo energético e impide que la bomba pueda adaptarse a los cambios que se produzcan en el sistema.

Nuestra solución:

Una solución más eficiente para la recirculación de agua caliente es usar una bomba controlada en función de una temperatura constante. El modo de control de temperatura constante de la bomba TPE3 permite mantener la temperatura deseada del agua en los grifos y la tubería de circulación. Cuando la temperatura aumenta, la velocidad de la bomba disminuye; cuando la temperatura cae, la velocidad de la bomba aumenta. Esto elimina la necesidad de usar válvulas de estrangulamiento para la bomba y evita los desbordamientos, lo que se traduce en un considerable ahorro energético.

En el hospital municipal de Viborg en Dinamarca, un suministro constante de agua caliente es esencial para mantener un alto nivel de higiene. Descubra cómo el hospital obtiene agua caliente instantánea, tan pronto como se abra el grifo, gracias a la circuladora Grundfos TPE3 con control de temperatura constante.

La solución más inteligente: una bomba controlada por temperatura

Bomba de velocidad constante

Una bomba de velocidad constante garantiza el suministro instantáneo de agua caliente, pero aumenta el consumo energético

Para garantizar la disponibilidad inmediata de agua caliente en el momento oportuno, se instala una tubería de circulación independiente. La solución convencional consiste en usar una bomba de velocidad constante para mantener el agua caliente en circulación, lo que permite obtener una presión constante pero innecesariamente alta y exige instalar una válvula de estrangulamiento para la bomba. El resultado es un aumento de los costes de inversión y el consumo energético.

Bomba controlada por temperatura

Una bomba controlada por temperatura garantiza la adaptación continua del rendimiento a la demanda

En lugar de regular el caudal de una bomba de velocidad constante, existe la posibilidad de instalar una bomba controlada por temperatura (MAGNA3 o TPE3, por ejemplo). El modo de control de temperatura constante de tales bombas garantiza el mantenimiento de la temperatura deseada en todo momento. Cuando la temperatura del agua aumenta, la velocidad de la bomba disminuye; cuando la temperatura cae, la velocidad de la bomba aumenta. La tecnología inalámbrica y los sensores integrados garantizan un control perfecto y una correspondencia continua entre la demanda y el rendimiento. Esto le permitirá reducir el consumo energético y ahorrarse el coste de las válvulas de estrangulamiento.

Otros artículos relacionados

Lee los artículos técnicos de Grundfos.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.