Galería técnica

Nocturno

Se utiliza un sistema nocturno para controlar un sistema de calefacción y reducir la temperatura ambiente durante la noche, lo que reduce los costes de calefacción. Los edificios de oficinas no se utilizan por la noche, por lo que bajar la temperatura de la habitación no causará molestias.

Un sistema de control nocturno suele estar integrado en un sistema de gestión de edificios (BMS), o como parte de un sistema de control electrónico equivalente, que cuenta con un temporizador integrado. El edificio debe ser calentado de nuevo antes de que los usuarios lleguen al día siguiente. Por lo tanto, es importante que la programación BMS devuelva el punto de ajuste a la posición normal del día con la suficiente antelación como para calentar el edificio antes de su llegada.

Las unidades de control pequeñas y sencillas pueden funcionar de modo nocturno en residencias, donde la temperatura se reduce en menor medida.

El sistema de calefacción siempre debe permanecer encendido si se utiliza el modo nocturno. Esto evita que la temperatura del edificio caiga demasiado bajo y evita la condensación potencialmente perjudicial que se forma dentro del edificio.

El funcionamiento nocturno no tiene prácticamente ningún beneficio en una habitación que cuenta con calefacción por suelo radiante, debido a la inercia reguladora de la calefacción por suelo radiante.

Grundfos suministra bombas circuladoras con función de ajuste nocturno integrada.

Soluciones de bombeo relacionadas

Encuentra las soluciones de Grundfos relacionados con este tema.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.