Artículo

Riesgos para el correcto funcionamiento en un sistema de aumento de presión

Un control deficiente sobre el funcionamiento del sistema puede dañar las bombas y provocar fugas en las tuberías. Con el tiempo, esto puede dar lugar a un consumo excesivo de agua, a una espiral de costes e incluso a gastos inesperados provodados por ejemplo por tuberiás rotas o inundaciones debido a una mala instalación. Pero existe un modo de controlar este tipo de situaciones y evitar riesgos innecesarios en un sistema de aumento de presión: la gama de bombas SCALA.

Dale al play y descubre cómo puedes evitar riesgos de funcionamiento en un sistema de aumento de presión doméstico



Riesgos de funcionamiento en un sistema de aumento de presión

Digamos algo lógico e intuitivo. Las bombas de aumento de presión no están diseñadas para funcionar sin agua pero ¿conoces las consecuencias si esto llega a ocurrir? Si el depósito de almacenamiento de agua se queda vacío o el suministro de agua desde la red de la ciudad es insuficiente, la bomba puede funcionar sin agua, lo que probablemente hará que se sobrecaliente y, en última instancia, se rompa.

Las fugas de agua de las tuberías del sistema pueden causar daños en la vivienda y, en el peor de los casos, provocar inundaciones en el interior. Incluso un inodoro con fugas o un grifo que gotee en el jardín puede consumir una cantidad considerable de agua potable y reducir la vida útil de la bomba si no se detecta a tiempo. Esto puede generar costes que se van acumulando a lo largo del año para los propietarios de las viviendas con reparaciones continuas por humedades o grandes facturas de agua.



Una bomba diseñada con 'inteligencia de serie'

¿Cómo se pueden evitar riesgos de funcionamiento? Solo si somos capaces de detectarlos y de reaccionar con antelación. Y precisamente con este objetivo se han diseñado las soluciones de aumento de presión de Grundfos: para proteger el sistema. Los grupos de presión SCALA1 y SCALA2 incorporan prestaciones y funciones de protección que pueden monitorizarse desde el panel de control (SCALA2) y en la aplicación GO Remote (SCALA1) y que están configuradas como alarmas. Estas alarmas no indican necesariamente daños en la bomba pero ayudan a detectar problemas. En la mayoría de los casos, alertan al usuario de un problema en el sistema que requiere atención. Por ejemplo, la alarma de marcha en seco puede indicar un suministro de agua insuficiente sin llegar a funcionar en seco. Esto permite tratar los problemas antes de que causen daños.

Protección contra marcha en seco o falta de agua:

  • Las bombas Grundfos SCALA1 y SCALA2 incorporan una función de protección contra marcha en seco que desactiva la bomba y avisa al usuario de la falta de agua en la instalación.
  • La función de tiempo máximo de funcionamiento y anti-ciclo desactiva la bomba si esta detecta signos de fuga o rotura de tuberías en el sistema. Al desactivar la bomba después de un tiempo determinado, se reducirá el riesgo de fugas de agua durante el funcionamiento de los electrodomésticos.

Con una bomba SCALA, obtienes protección y funciones que garantizan un confort óptimo en toda la casa, ahorrando dinero frente a un consumo excesivo de agua y evitando daños a la propiedad. Son bombas con 'inteligencia' de serie.