Artículo

Impedir fallos mecánicos en el sistema de calefacción

En muchos casos un fallo mecánico se debe a suciedad o partículas de magnetita que se acumulan en algunas partes del sistema, como radiadores, válvulas y otras piezas.

Vídeo en versión original - inglés

 

Encontrar la raíz del problema

La magnetita y la suciedad representan un verdadero problema para los sistemas de calefacción. La magnetita es un mineral que se puede encontrar en el agua de sistemas de calefacción o agua caliente. Con el paso del tiempo, los componentes metálicos se corroen, liberando partículas más pesadas que el agua. A menudo tiene aspecto como de fango negro en el agua del radiador, en particular en las piezas inferiores de los sistemas de calefacción.



Algo que puede convertirse en un problema

La magnetita puede aposentarse en las tuberías, la caldera, las válvulas del sistema o incluso en la bomba. El fango que se acumula con el paso del tiempo acabará por limitar el caudal o bloquear el caudal de agua, lo que podría provocar averías. 

Gestionar problemas con la magnetita a la manera Grundfos

La magnetita solo se genera cuando hay oxígeno en el sistema, por lo que el primer paso es comprobar las posibles fugas. Te recomendamos que el agua empleada en el sistema de calefacción cumpla los requisitos de las normas aceptadas para la calidad del agua, como la norma alemana VDI 2035. 

Basándonos en muchos años de experiencia en circuladoras y sistemas de calefacción, hemos desarrollado un profundo conocimiento sobre la magnetita en sí misma y sobre cuánta cantidad de esta puede tolerar una instalación. Ya estén integradas en calderas, bombas de calor o sistemas autónomos, las circuladoras de Grundfos están diseñadas, construidas y probadas para resistir la presencia de magnetita y partículas de suciedad en general. Durante las fases de diseño y desarrollo llevamos a cabo un test específico de magnetita en nuestras instalaciones de pruebas. El diseño y la construcción global de nuestras circuladoras garantiza resistencia ante impurezas como la magnetita: 

  • Todos los rodamientos y ejes están hechos de cerámica y carbono, que no atraen la magnetita
  • Las condiciones de caudal están diseñadas para minimizar la presencia de grandes partículas en la leva giratoria y garantizar la lubricación y refrigeración de los componentes internos
  • Para garantizar un elevado nivel de protección contra impurezas en el sistema, toda la superficie del rotor está revestido de acero inoxidable.

 

Para protegerlas aún más frente al bloqueo, algunas circuladoras de Grundfos incluyen funciones de control, como el “desbloqueo automático” y el “modo verano” para reducir los posibles problemas. En determinadas circuladoras también incluimos un tornillo de desbloqueo que permite liberar un eje atascado si se encuentra muy bloqueado. 

VENTAJAS de evitar la presencia de magnetita en el sistema de calefacción

  • Reducir la presión sobre las piezas mecánicas de los sistemas
  • Minimizar los problemas de arranque tras el tiempo de parada estacional