Galería técnica

Válvula de seguridad de presión

Las válvulas de seguridad de presión, o válvulas de alivio de presión, se utilizan para proteger contra la acumulación de presión excesiva en un sistema cerrado. El líquido en un sistema cerrado cambia de volumen cuando cambia la temperatura del líquido.

En sistemas de calefacción y refrigeración, este volumen adicional se almacena en un tanque de expansión. El sistema incorpora un eslabón débil, en forma de válvula de alivio, para protegerlo contra el fallo de esta función.

La válvula de alivio está equipada con una presión de liberación preestablecida, equivalente a la presión de funcionamiento más alta dentro de un sistema más una cantidad adicional por razones de seguridad. En sistemas de calefacción y refrigeración, la purga de la válvula de alivio sólo se producirá cuando se produzca un fallo en el sistema de tanque de expansión.

También se utiliza una válvula de alivio en la producción de agua caliente sanitaria. Cuando el agua se drena de un depósito de agua caliente, la temperatura del agua caerá. Cuando el agua deje de drenarse, la temperatura del tanque volverá a aumentar a medida que se caliente. No es posible tener expansión en este sistema, ya que la entrada del tanque de agua caliente está protegida contra el reflujo mediante una válvula de retención. El aumento de presión provocará la purga de la válvula de alivio. Por lo tanto, la purga de la válvula de alivio se producirá regularmente en la producción de agua caliente.

Las válvulas de aislamiento no deben situarse entre la fuente de calor del sistema y la válvula de alivio.

Soluciones de bombeo relacionadas

Encuentra las soluciones de Grundfos relacionados con este tema.

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.