Galería técnica

Tratamiento de agua UV

El tratamiento UV del agua es un método común de lucha contra los microorganismos en los sistemas de tratamiento de agua. Este procedimiento trata sólo las bacterias que pasan a través de la bombilla UV y debe considerarse como un guardián. Este procedimiento no ofrece protección a largo plazo.

El agua infectada se irradia con luz ultravioleta con una longitud de onda de 254 nm. Los rayos UV penetran en la pared celular y dañan la información genética de las bacterias y los virus, alterando sus sistemas de reproducción. Los sistemas UV con lámparas de baja o media presión se utilizan para tratar el agua. La mayoría de los dispositivos UV para aplicaciones en edificios son sistemas de baja presión.

Ventajas:

  • Eficaz contra las bacterias libres que flotan en el agua
  • No afecta al olor ni al sabor del agua.
  • No es sensible al pH del agua
  • No se utilizan productos químicos.

Desventajas:

  • No existen efectos a largo plazo sobre las bacterias, etc.
  • El biofilm del depósito de agua caliente y las tuberías no se ve afectado
  • La bombilla UV es muy sensible a las partículas y a las incrustaciones en el agua. Además, es necesario añadir ácido para evitar la precipitación de incrustaciones.
  • El sistema de radiación ultravioleta a menudo incluye un filtro de carbón activado para eliminar metales y partículas.
  • Coste medio del ciclo de vida

Aplicaciones relacionadas

Encuentra las aplicaciones de Grundfos relacionadas con este tema.